Aprende a no perder el control en situaciones extremas

Perder el control sobre tus emociones o reacciones es una de las peores cosas que te pueden ocurrir como ser humano.

La dinámica de la vida moderna siempre te llevará a situaciones extremas que generan estrés y el estrés se convierte en enfermedades.

Por eso es importante que sepas cómo controlar tus reacciones.

Seguro te ha pasado que ante algunas situaciones particulares te comportas como si no fueses tu mismo.

La manera como respondes, las palabras que usas, algunas expresiones e incluso pensamientos, parece que no tuviesen tu ADN.

Eso ocurre cuando dejas que tus deseos, pensamientos y emociones te dominen, en lugar de hacerlo tú con ellos.

Una de las características principales de las personas exitosas, es que saben controlarse.

Porque siempre están entrenando su auto control.

Como aprender a controlar tus emociones

Lo principal es entender que si decides trabajar en esto iniciarás un proceso de auto negociación para no dejarte llevar por tus instintos y reacciones.

Es una lucha entre tu yo consciente e inconsciente. Ese capaz de discernir entre lo que está bien o mal.

Requiere de un cambio de mentalidad para poder entender que es un proceso de mejora continua, es decir, nunca para.

Puedes comenzarlo con estos 3 sencillos pasos:

Identifica en cuál área de tu vida requieres más auto control: incluye comida, sustancias, relaciones, personas, trabajo, actitudes.

Haz una evaluación exhaustiva de tu comportamiento, evalúate muy objetivamente y escoge una, para empezar.

Toma acciones concretas: haz un plan o un proyecto y empieza hoy.

Trata de limitar el tiempo que usas en esa conducta que quieres disminuir y ver qué situaciones la propician para evitarlas.

Recuerda que hablamos de negociar, así que debe haber un ganar-ganar para ambas partes.

Por ejemplo si quieres dejar de fumar puedes empezar a hacer ejercicio, eso te ayuda a liberar tensiones y es un hábito mucho más positivo.

¿Cómo te ha ido con el cambio?

Es imperativo llevar un registro de las acciones que estás tomando.

Lo que no se mide no se controla y lo que no controlas no se puede mejorar.

Puedes tener calificativos, cualitativos o cuantitativos, pero lo importante es que sean medibles y ajustables.

Piensa que:

  • No lo puedes aplicar solo a un área de tu vida, debes ir mejorando cada aspecto.
  • Se puede volver una adicción, ten cuidado de querer controlarlo todo, es imposible.
  • Duerme bien, necesitas desconectarte de todos los estímulos diarios.

Contrólate, es una forma interesante de ser feliz. Los problemas seguirán ahí, pero será más fácil surfearlos.

 

Comentarios de Facebook