Algunos consejos de crecimiento personal que no son tan buenos

El crecimiento personal y los que promueven esta tendencia, tienen una voz bastante fuerte y difícil de interpretar.

Cada día son más las personas que transmiten mensajes del tipo sé feliz, piensa positivo, confía en tu voz interior y similares.

Pero muchas veces el contenido, el contexto y el emisor fallan.

Cuando esto ocurre, quien recibe el mensaje es el mayor afectado.

Por eso hay que tener un cuidado especial con lo que se escucha o lee en esta era digital.

Queda de tu parte, como buen receptor, aprender a identificar lo que vale la pena y aquello que es contenido basura.

Se trata de hacer un trabajo minucioso y exhaustivo.

Casi hasta de detective, para saber qué hacer con todo lo que lees diariamente.

Pero por sobre todas las cosas, es importante que tu seas capaz de interpretar los mensajes de acuerdo a tu realidad.

No siempre lo que lees es lo que entiendes y, a todo lo malo, puedes verle el lado positivo.

Hagamos un ensayo con el siguiente texto.

4 consejos que no son los mejores, pero si son buenos

La vida no es una receta de cocina, no a todos les funciona la misma práctica para hacer un plato ideal.

Cada situación tiene su tiempo, las personas su ritmo y no hay fórmula mágica que lo resuelva todo.

De allí radica la maravilla de ser humano y vivir.

Cada quien descubre su método, proceso o sentido.

Tomando un poco de la experiencia de otros.

Cada cual tiene un punto de vista particular y de eso trata todo lo demás.

1. Haz lo que quieras, cómo quieras, cuando quieras

Somos seres sociales, debemos vivir bajo ciertas normas y reglas de conducta.

Nadie puede hacer lo que quiera y como quiera para ser feliz ni mucho menos conseguir el éxito con esa actitud.

La verdad es que para conseguirlo tendrás que hacer muchas cosas que NO quieres pero que te darán un beneficio mayor.

Por ejemplo quizás prefieras comerte una hamburguesa en lugar de una ensalada.

Pero la segunda te convendrá más si pretendes cuidar tu figura.

Entonces no es cuestión de hacer lo que quieras para ser feliz, si no de hacer lo que te convenga para alcanzar tus metas.

Sin embargo, cuando se trata de tomar decisiones trascendentales para tu vida o proyecto, aplicar literalmente este consejo es lo ideal.

Solo debes contextualizarlo, sí puedes hacer lo que quieras siempre y cuando eso no afecte directamente a otra persona.

Existe tu espacio y por él luchas, se supone que para defenderlo no matarás, pero sí pondrás tus reglas pues es tuyo y lo debes cuidar.

2. Las respuestas están en tu interior

Uno de los consejos más comunes es que cuando llegues a concerte a ti mismo y todos tus rincones oscuros, encontrarás la solución a las interrogantes de tu vida.

No existe mayor engaño que este, se pasa demasiado tiempo ensimismado en el conocimiento interior sin tomar acciones al respecto.

No está mal conocerte para así amarte, respetarte y saber cómo funcionas.

Lo que está mal es quedarte solo en ese paso y creer que hasta allí es suficiente.

Y lo que está peor es vivir con la idea de que tu lo puedes todo y por eso no necesitarás nunca de otra persona.

A quien se deja ayudar, se le hace más fácil llegar.

3. No prestes atención al vaso

No todo en la vida tiene su lado positivo, hay cosas que son como son, simplemente tienes que ser realista.

Muchas veces esta actitud hace que te obligues a ver lo bueno de una situación que no la tiene y esto consume más energía que simplemente aceptarlo tal y como es.

En ocasiones funciona mejor bajar las expectativas y no esperar nada bueno, así te sentirás sorprendido con cada cosa que ocurra.

El psicólogo danés Svend Brinkmann lo llama “pesimismo defensivo”, incluso lo usa como terapia para pacientes con ansiedad porque les ayuda a valorar su vida tal y como es.

4. El miedo es tu peor enemigo

En este tema vale tomar un respiro para luego seguir. El miedo te paraliza, es cierto.

Pero eso no quiere decir que debas descartarlo por completo. De todo lo que te produce el miedo puedes aprender.

Serás:

• Más cuidadoso
• Consciente
• Controladamente arriesgado

Es decir, de lo malo también se aprende y es un error garrafal no tomarlo en cuenta.

En conclusión solo te puedo decir que lo más negativo de cada consejo es quedarse inmóvil.

Tienes que estar en constante movimiento para crecer, de eso se trata avanzar, buscar y encontrar para seguir buscando.

Un ciclo que nunca para.

Comentarios de Facebook