4 hábitos que te ayudarán a desconectarte del agobio

Se acerca el final del año y parece como si estuvieras a punto de llegar a la meta de un maratón, el cansancio suele ser fuerte.  La buena noticia es que todo tiene solución, es momento de hacer uso de tu mente poderosa para desconectarte del agobio y seguir la carrera.

Por eso, en este post y como un pequeño regalo antes de navidad, quiero hablarte sobre 4 ideas que puedes convertir en hábito para ganarle la partida al agobio.

Toma nota y aplica estos consejos, estarás listo para recibir el nuevo año con energía al máximo.

Cómo escaparte del agobio

1.- Planifica alguna actividad para desconectarte

El cansancio en este tiempo suele ser el reflejo de un cúmulo de situaciones que vienes coleccionado desde inicios de este año.

Te mereces descansar, por eso, antes de navidad, toma un espacio de tu agenda (busca, que si debe haber algo), para que hagas una actividad distinta a lo normal.

Asiste a una obra de teatro, lleva a tus hijos al parque, organiza una excursión.

La idea es que le des a tu mente un momento de relajación totalmente opuesto al común denominador de tus días.

Hacer cosas nuevas te inspiran, te ayudan a despejar la mente; todo eso sumado, sirve para llenarte de la energía que necesitas para comenzar otra vez.

2.- Medita

Toma 30 minutos de tu día para no pensar en nada, meditar, regálale ese descanso a tu cerebro que tanto lo requiere, verás cómo lo agradecerá.

Si no sabes hacerlo, puedes ayudarte con un audio de Youtube o simplemente colocar el cronómetro de tu teléfono para medir el tiempo que estarás en silencio.

Comienza con este paso sencillo:

Centra tu atención en la respiración tratando de evitar los pensamientos que aparecen regularmente y cuando estén ahí, bórralos como en una pizarra.

Practicar métodos parecidos a este, te ayudarán a perfeccionar la técnica.

Suena más difícil de lo que es, haz la prueba, verás que paso a paso lograrás relajarte. Recuerda que meditar te ayudará a:

  • Descansar y relajar tu mente
  • Reducir la presión sanguínea
  • Mejorar la memoria
  • Te dará estabilidad emocional

3.- No hagas nada

Todos nos merecemos un día libre, por mucho trabajo que tengamos, pero un día off de verdad.

No se trata de que dejes de trabajar para aprovechar de cumplir con otros pendientes.

Es un día para no hacer nada.

Quédate en pijamas, haz tu propio maratón de cine, pide comida para llevar, ve la serie completa en Netflix que dejaste en el primer episodio.

En fin, descansa. Solo eso, dedícate a ti.

Despídete del estrés diario

4.- No te preocupes, ocúpate

Además de todo lo que te expliqué en párrafos anteriores, también debes tratar de librarte del agobio en tu día a día.

Porque nada haces con desconectarte el martes, para que el miércoles te conviertas en un caos emocional.

El secreto está en ocuparte en lugar de preocuparte.

Los problemas siempre estará presentes en tu vida, el asunto es que debes procurar buscarles una solución.

Nada logras con angustiarte por aquello que no puedes controlar o el resultado negativo con aquél cliente.

Respira, toma en cuenta que de lo malo también se aprende y sigue; mañana será otro día.

Si conviertes todo lo anterior en un hábito, habrás ganado la guerra al agobio.

Comentarios de Facebook