¿A cuántas carcajadas de la productividad está tu equipo de trabajo?

¿Buscas mejorar la productividad de tu empresa? ¿Ya probaste utilizar la risa como medio para lograrlo? Estudios evidencian que unas buenas carcajadas tienen un poder positivo en el desempeño de lo trabajadores y el clima organizacional. Incluso hoy muchas empresas empiezan a darle tanta importancia al sentido del humor como a al IQ.

Gonzalo Martínez de Miguel, autor del libro “Santis y Q3. Aventuras directivas”, sostiene que la risa en el trabajo, lejos de ser una frivolidad, fomenta el optimismo, el compromiso, la creatividad, la felicidad  y el rendimiento de sus trabajadores. Incluso explica que un empleado que sonríe es más persuasivo.

A continuación tres beneficios de utilizar la risa como medio para aumentar la productividad de tu equipo:

Más creatividad

Las empresas que toman el humor como un valor clave tienen, por lo general, empleados con altos niveles de creatividad. De hecho, mecanismos similares ocurren en el cerebro cuando se están generando procesos creativos y cuando se está interpretando un chiste.  ¿Por qué? El humor no va con los procesos lineales, por tanto, fomenta el pensamiento flexible y la creatividad.

Minimiza los dramas

Promover el humor en las empresas no significa tomarse a la ligera las responsabilidades, pero sí de restar dramatismo y tensiones que se puedan generar en la jornada diaria. Aprender a reírse de uno mismo, ayuda a no atascarse en la frustración y da oportunidades de mejorar, pues al liberarse de la tensión del conflicto, puede verse con mayor claridad el panorama y encontrar soluciones más rápido.

Incrementa la productividad

Los espacios de trabajo que promueven el humor tienen equipos más espontáneos, con bajos niveles de estrés y mayor productividad. La risa es una fuente de motivación, que estimula la imaginación y favorece la comunicación entre los miembros del equipo. De igual forma ayuda con la autoestima y reduce los miedos o angustias asociados al trabajo. Todo esto hace que los resultados sean mucho más óptimos que en oficinas donde no se incentive el humor.

Beneficios para reír hay de sobra, pero si aún no te animas piensa que unas buenas carcajadas acercarán a tu equipo a esas metas que tanto buscas. Recuerda: equipo que se ríe, equipo feliz, equipo feliz, equipo productivo que produce dinero.

 

Tu amigo y mentor,

Jürgen Klarić.

 

 

 

Comentarios de Facebook