9 cosas que la gente creativa hace diferente

El pensamiento creativo parece venir de otro lugar, como si se tratara de otro cerebro; y la persona creativa, también.

“Es muy difícil para una persona creativa llegar a conocerse a sí misma porque la parte creativa es más compleja que la no creativa,” dice Scott Barry Kaufman, un psicólogo de la Universidad de Nueva York.

Es por eso que las personas con estas características, suelen no reconocerse a sí mismas como tal y pasan la vida queriendo cambiar su esencia.

Pero lo cierto del caso es que eso es lo que los convierte en una maravilla, porque tienen una forma distinta de ver el mundo.

Por ende, de manejarse en él.

Qué hace diferente una persona creativa

No se trata solo de su forma de vestir o el peinado que luzcan, son distintos de muchas maneras y todas pueden enseñarnos cosas geniales, ya te digo cuales.

1.- Sueñan con los ojos abiertos

La ciencia afirma que al soñar se aplican los mismos procesos cerebrales que la creatividad.

Es como si reconocieran que cualquier cosa que produce la mente, es increíblemente valiosa para desperdiciarse y saben usarla con propiedad.

Se pasan la vida imaginando, soñando despiertos.

2.- Les cuesta establecer un horario

La creatividad no sabe de jornadas laborales ni husos horarios, ni qué decir de deadlines o fechas de entrega.

Pueden ser las 2: 00 AM o las 3:00 PM para un creativo expresar sus ideas será siempre la prioridad, no importa el tiempo.

La solución que aplican es que establecen días para trabajo creativo, de esa forma ajustan su cerebro al resto del mundo y a lo que les toque cumplir.

3.- Siempre quieren experimentar

Son apasionados por la aventura, a veces en exceso. Incluso pueden estar propensos a convertirse adictos a la adrenalina por lo que nada les es suficiente.

Es complicado poner un límite y saber cuándo detenerse.

Sobre todo porque estas experiencias los ayuda a cargarse de la energía necesaria para crear las maravillosas cosas de las que son capaces.

4.- Meditan más de lo que te imaginas

Reconocen su mundo interior y lo valioso que es, aprenden a cuidar de él.

Lo nutren, alimentan, abonan y equilibran con técnicas sencillas de meditación, atención plena, respiración y otras prácticas similares. A veces suelen perderse en su enmarañada mente, pero saben cómo reconectarse de nuevo para encontrar su balance.

No olvides que esto es un camino que nunca se deja de transitar así que debes estar en la búsqueda constante de lo que funciona para ti en cada situación.

Cómo es un verdadero creativo

5.- Son realmente curiosos

La curiosidad mató al gato y al creativo también. Tienen una sed de conocimiento insaciable, quieren saberlo todo. Sin importar si es simple o complejo.

Esto puede llegar a frustrarlos o iluminarlos, está en ellos aprender a canalizarlo de la manera adecuada.

6.- La inspiración viene de cosas peculiares

Mientras todos parecen estar viendo al atardecer, los ojos del creativo, aunque apuntan a la misma dirección, se posan en la botella de plástico que flota en el mar y esto les da una idea.

Cuando parece no haber esperanzas, los creativos suelen encontrar una oportunidad. En esos momentos de adversidad o desafío es donde se destaca la mente del creativo.

Sin duda funcionan con una gasolina de otro octanaje.

7.- Cambian de manera repentina

Lo que hoy les apasiona mañana puede ya no gustarles, trabajan arduamente en un proyecto para luego desecharlo porque no está bien para ellos.

Son volubles pues nunca se detienen de pensar, crear o idear, van más rápido que el resto.

8.- Necesitan expresarse

Están siempre en la búsqueda de formas de expresión artística y social, son amantes de la lectura, cine, teatro y hasta de compartir con personas que no piensan como ellos.

Esto lo utilizan como medio de escape de su tan compleja mente. Algo así como abrir la ventana para dejar salir el aire.

9.- Saben apreciar su tiempo a solas

En el silencio la mente creativa parece encontrar la mejor de las melodías. Retirarse a crear o simplemente estar es agradable, aprende a buscar, encontrar y valorar estos momentos.

Porque saben que al perderse también se encuentran.

Todos podemos ser creativos, de hecho tu eres creativo. El problema es que a veces nos aburre pensar.

Y, quien no piensa, no tiene creatividad.

Comentarios de Facebook