7 secretos de las personas más resilientes

La resiliencia es la capacidad que tienes para recuperarte de las situaciones adversas. Te permite adaptarte de forma positiva a esos cambios que no tenía previstos. Frank Niles, experto en liderazgo, dice que es la “habilidad para regresar al juego después de haber experimentado un fracaso”.

No se trata de una condición sobrehumana. Es algo que puede seguir aprendiéndose para aplicarlo cada vez mejor. Considera estos secretos que comparte Harvey Deutschendorf, especialista en inteligencia emocional, para recuperarte de esos momentos difíciles.

1.-  Ten consciencia de ti mismo

Desarrolla un fuerte sentido de quién eres y de lo que es importante para ti. Tendrás más facilidad para resistir a las influencias externas que alejan a muchas otras personas de alcanzar su potencial.

Mientras trazas tu camino, es inevitable cruzarte con críticas. Esta consciencia interna te dará fuerza para que no te distraigas escuchando a quienes no aportan para el desarrollo de tu idea. Sigue algunos consejos para manejar las críticas en el trabajo.

2.- Busca lo positivo que puedes tomar de cada situación

Las cosas no siempre van a salir de acuerdo con el plan. Las personas resilientes buscan la lección de esa situación y lo toman como aprendizaje. No ven ese fracaso como el final de todo. Lo consideran un aprendizaje necesario que va a ayudarlos a mejorar mientras siguen adelante.

En vez de permitir que las complicaciones te desanimen, míralas como una parte inevitable del proceso de crecimiento. Prepárate mentalmente para lidiar con ellas. La resiliencia se fortalece cuando buscas la lección.

3.- Mira a largo plazo

La resiliencia crece cuando ves que la carrera es de largo aliento. Sabes que aquello que persigues vale totalmente la pena, sin importar las dificultades que se atraviesen. Te va a tomar tiempo, pero estás dispuesto a poner todo tu esfuerzo y persistencia.

Los resultados de tu esfuerzo puede que no se manifiesten de forma inmediata. No pierdas de vista que tu vida en el futuro dependerá del esfuerzo que realices hoy. Proyectar tu mirada hacia adelante te motivará a no rendirte aún cuando los beneficios tarden en aparecer.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

4.- No olvides tu propósito

El propósito es una fuente de fortaleza para salir delante de situaciones difíciles. No dependerás de otros para recibir motivación. Tu motivación será intrínseca.

No limites tu mirada a tu rutina diaria. Mantén el propósito de tu trabajo en mente, más allá de lo que enfrentas día a día.

5.- No te desanimes por no tener todas las respuestas

Muchas personas piensan que no saber hacer algo es sinónimo de no poder hacerlo. Es una total mentira. No permitas que el hecho de no saber hacer algo te detenga. Cree que vas a hallar la forma de hacerlo.

Confía en tu habilidad para superar los obstáculos que se te presenten en el camino. Vas a enfrentarte a situaciones incómodas y difíciles. Acepta que son parte del proceso.

6.- Elige de quién vas a tomar inspiración

Busca un mentor a quien admires. Que sea alguien que ha alcanzado esos logros que persigues.

Puedes elegir a alguien que no conoces. Busca toda la información posible acerca de su proceso para alcanzar el éxito. Puedes leer sus libros o escuchar sus conferencias. Sé muy selectivo en esta decisión.

7.- ¡Recárgate!

La resiliencia no te hace menos susceptible a la presión y el estrés diario. Lo que hace es que te ayuda a desarrollar mecanismos para enfrentarlos de manera saludable.

Busca una actividad que recargue tu energía y te impulse a seguir persiguiendo tu pasión. Puede ser realizar ejercicio o algún pasatiempo. Tu crecimiento personal no es algo momentáneo. Hazlo tu forma de vida.

Comentarios de Facebook