7 pasos para mejorar tu discurso oral

Estar ante cualquier un público que te presta atención sólo a ti es estresante. Pero no puedes dejar que esto te detenga y evite que des tu mensaje. En tu mente tienes toda una idea de cómo quieres que te vean, pero abres la boca y las muletillas vuelan. Esto pasa porque estamos tan nerviosos que se nos olvida que vamos a decir después. A nuestro cerebro no le gusta el silencio y tiene que llenar los vacíos, por eso usamos muletillas. No importa que dominemos el tema, las muletillas siempre van a hacer que parezcamos inseguros. En lugar de poner atención a la información que estás dando, tu audiencia sólo escucha tus muletillas e incluso puede comenzar a contar cuántas veces las dices. Si no quieres que esto pase, presta atención a los siguientes consejos.

1.- Graba tu discurso

Graba la siguiente llamada telefónica o junta que tengas. Así notarás cuántas veces usas las muletillas y ya que eres consciente de ellas puedes trabajar en eliminarlas.

2.- Practica con tus conversaciones del diario

Ya que eres consciente de tus muletillas, procura no usarlas. Practica con las conversaciones que tienes con amigos y familia, intenta detenerte antes de decirlas. Así poco a poco desaparecerán.

3.- Prepárate y practica en voz alta

No entres a tus juntas en blanco, lee el material que vas a usar y haz notas. Pon en viñetas los puntos más importantes, así tendrás una guía. Intenta no divagar y no ser repetitivo cuando hables. También practica en voz alta tu discurso, te darás cuenta cuando vas a usar muletillas y poco a poco dejarás de usarlas. Cuando llegue el momento de la junta estarás preparado.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

4.- Haz pausas

Nos da miedo el silencio porque creemos que nuestra audiencia creerá que no dominamos el tema. En realidad es todo lo contrario, hacer pausas te hace ver más profesional. Cuando sientas que vas a usar una muletilla sustituyela por una pausa. Esto te da unos segundos para reagrupar tus ideas y deja que los demás procesen lo que acabas de decir.

5.- Enfatiza palabras clave

Tampoco es bueno abusar de los silencios, ayúdate de las palabras clave. Al enfatizarlas haces una pequeña pausa que te permite recordar la siguiente palabra de tu discurso. También le estás diciendo a tu audiencia que preste atención, pues esa palabra es relevante.

6.- Controla tus nervios

Estar nervioso hace que aparezcan las muletillas, así que respira profundo antes de hablar. Evita cambiar los gestos que normalmente haces. Intentar estar quieto para estar “en control” sólo hace que se tense todo tu cuerpo y te sentirás incómodo. Esto también ayuda a que aumenten las muletillas en tu discurso, pues el estrés tiene que salir de alguna forma.

7.- Curso de discurso oral

Si sientes que todavía te falta dominar muchas habilidades, puede ayudarte un curso sobre discurso oral. Te darán más técnicas que puedes utilizar y tendrás tiempo para practicar. Así te desharás de tus muletillas en un ambiente controlado.

Comentarios de Facebook