7 hábitos diarios que aplican las mamás felices

En el mundo existen un montón de mamás felices sólo porque ellas mismas se dieron el permiso de serlo.

Ser mamá demanda mucho de todo y de todos, es común olvidarte de lo esencial:

Tu felicidad y bienestar.

Sin esto el camino es más difícil.

La maternidad puede ser peligrosa, hay días llenos de muchas alegrías; pero aparecen otros de gritos y decepciones.

¡Todo eso es normal!. Gritar, cansarte, reír y llorar. Sobre todo si eres mamá.

No puedes controlar todo lo que sucede, pero sí tus actitudes y reacciones hacia ello.

Qué hacen las mamás felices

Esta respuesta es sencilla:

Se preocupan por ellas mismas para poder ocuparse de los demás y la mejor manera de hacerlo es construir cambios que perduren en el tiempo, crear hábitos saludables.

Por eso hoy te quiero regalar este post con cinco hábitos que he visto funcionan muy bien en cualquier persona.

Pero sobre todo en las madres emprendedoras, profesionales y exitosas.

Aférrate a ellos y no los abandones, serán tu salvavidas cuando venga la tormenta.

1. Crea espacios para ti y lo que disfrutes

Establece en tu agenda un tiempo para ti y haz algo dedicado solo a ti.

Puede ser cuidado personal, ir al gimnasio, visitar a una amiga, meditar.

Participar en un club de lectura, ir al cine o una cita con tu pareja.

Tu cuerpo, mente y espíritu necesitan saber que eres importante y te quieres.

Haz esto con frecuencia y verás más sonrisas en tu rostro.

2. Actividades al aire libre

Respirar aire fresco y cambiar un poco tu paisaje puede marcar la diferencia.

Está científicamente comprobado que pasar tiempo en el exterior mejora tu humor y también es excelente para los niños.

Así sea darle la vuelta a la manzana, levántate toma un respiro natural.

3. Ejercítate

Esto puede complicarse si tienes niños, pero los beneficios son infinitos para tu salud física y mental.

Vale la pena hacer el esfuerzo.

Descubre lo que funciona para ti, actualmente con la tecnología dispones de muchas opciones.

Descarga una app o algún vídeo y empieza a ejercitarte, al principio será difícil pero le estarás dando un excelente ejemplo a tus hijos.

4. Crea una rutina a tu medida

La mejor manera de planificar un día que se adapte a tus necesidades y la de tu familia es simplificarlo.

Escribe aquellos momentos que son particularmente estresantes, generalmente antes de ir al colegio y a la hora de dormir.

Busca cómo hacerlo más sencillo, puede ser pidiendo ayuda, asignando responsabilidades, quitando alguna actividad y reajustándola en otro momento.

5. Promueve la independencia

El aburrimiento forma parte de la vida, tus hijos no necesitan estar constantemente entretenidos.

Cuando están sin nada qué hacer, es el momento para ayudarlos a desarrollar su creatividad.

Puedes alternar tiempo de juegos con tus hijos y luego que cada quien tenga una actividad independiente.

Aprenderán sobre límites, espacio personal y cada uno podrá desarrollar sus gustos y habilidades.

Recuerda que construir nuevos hábitos no es fácil, requiere de mucha paciencia, determinación y constancia.

6. Quiérete

Sé gentil contigo misma, no te ataques, da lo mejor de ti cada día y celebra los pequeños logros.

Quererte es el primer paso hacia el éxito.

Quererte es confiar en eso que sabes hacer muy bien y hacerlo.

El séptimo es el más sencillo y útil:

Sé feliz sin pedir permiso.

Comentarios de Facebook