7 consejos que me hicieron el mejor vendedor del mundo

Vender es un arte pero también una necesidad. Al igual que convertirte en vendedor de todo, un producto, tus sueños o tus ideas.

Puedes nacer con ciertas habilidades que te facilitan el camino o tener que esforzarte el doble que otros.

Pero si no eres un gran vendedor tienes que aprender a serlo.

Necesitas de esta habilidad para lograr cualquier cosa que te propongas.

Desde salir con la chica que más te gusta, hasta conseguir inversionistas para tu nuevo proyecto.

Hoy te voy a regalar siete consejos para aprender a vender.

A mí me ayudaron mucho espero que a ti también.

1. Aprende a venderte a ti mismo

La cosa más difícil de vender eres tu mismo.

Si no confías en tus destrezas y no aprecias quién eres entonces nunca tendrás la fuerza para hacerlo.

Tú eres el único que te conoce, que sabe de lo que eres capaz así que no te menosprecies.

Trabaja en ti como persona, amigo o como profesional.

Prepárate, fórmate, válorate y aprecia quien eres para que puedas ser capaz de venderte a ti mismo.

2. Sé diferente para ser buen vendedor

La autenticidad te hace único, es lo que permite que otros te recuerden.

Si el cerebro no tiene la capacidad de diferenciar, no podrá acordarse de ti, pasarás desapercibido.

Hay muchos que hacen lo mismo por eso tú tienes que ser especial.

3. No uses lentes

Cuando vayas a vender deja en casa tus lentes.

Porque le impide a las persona verte directamente a los ojos, dificultando crear una conexión emocional.

En la mente del otro si no hay conexión, no hay venta.

4. Llama a la acción

En tu discurso utiliza verbos de acción al cerebro le encanta escuchar esas palabras.

Cuando lo combinas con la palabra “TU” entonces la conexión surge casi inmediatamente.

Descúbrelo por ti mismo.

5. Personaliza tu discurso

Usa siempre el “TU”, el resultado en la venta puede cambiar notablemente.

Si no conoces a la persona o en tu país se tratan de usted, atrévete a preguntarle con anterioridad si puedes llamarlo por “TU”.

La venta irá más rápido, podrás ser mucho más efectivo, solo cambiando una palabra.

6. Usa el nombre, crea confianza

Cuando una persona escucha su nombre, está científicamente comprobado, su cerebro se ilumina.

Estarás creando una conexión inmediata porque le hablas a la mente, no a la persona.

“Vanessa con este producto podrás descubrir…”

7. Vender es servir

Busca atender a la persona a la que quieres vender el producto.

Ofrécele un servicio personalizado, cubre sus necesidades, ponte a su disposición.

Estar al servicio del otro es escuchar, entender su situación y ponerse en su lugar.

Significa ser oportuno para decir lo indicado en el momento correcto.

No olvides que si sabes vender puedes emprender

Si sabes vender puedes ser. En la vida, todo es vender.

Comentarios de Facebook