6 razones por las cuales es mejor invertir tu dinero en experiencias y no en cosas

Utilizar tu dinero para viajar es el mejor descubrimiento de la generación millenials. Así lo confirma un estudio realizado por Harris Group que descubrió que el 72 % de los millennials prefieren gastar más dinero en experiencias que en cosas materiales.

Con relación a esto, Taylor Smith, CEO y cofundador de Blueboard, declaró: “No gastan nuestro dinero en automóviles, televisores y relojes (…)  Alquilan motonetas y recorren Vietnam, tocan en festivales de música o hacen senderismo por Machu Picchu”.

Ahora bien, viajar no debería ser un asunto solo de ellos, un estudio sobre la felicidad y el uso del dinero del doctor Gilovich revela que invertir en experiencias que te nutran emocional y espiritualmente es vital para todos. Acá seis puntos claves que revela el estudio:

1. La felicidad sobre los elementos materiales se desvanece rápidamente

Uno de los enemigos de la felicidad es la adaptación. Compramos cosas para hacernos felices y lo somos pero de momento.  Las cosas nuevas son emocionantes para nosotros al principio, pero luego nos adaptamos a ellas.

Los psicólogos llaman a esto “adaptación hedónica”. En otras palabras, la emoción de eso nuevo que compraste se desvanecerá rápidamente a medida que se convierta en parte de tu vida cotidiana. Mientras que las experiencias, como viajar, ir a un  concierto o conocer un nuevo restaurante se convierten en parte de tu identidad, lo que brinda una mayor satisfacción.

Gilovich asegura: “Realmente te pueden gustar tus cosas materiales”. Incluso puede pensar que parte de su identidad está relacionada con esas cosas, pero aún así permanecen separadas de usted. Por el contrario, tus experiencias realmente son parte de ti. Somos la suma total de nuestras experiencias “.

2.- Tus experiencias definen tus pasiones y propósitos.

Tus actividades diarias, por lo general, son guiadas e influenciadas por tu propósito y tus pasiones, no por tus posesiones materiales. El especialista explica este punto de la siguiente forma: “Piénsalo de esta manera: digamos que su músico favorito de todos los tiempos es Bruce Springsteen. A pesar de que tienes todos sus álbumes, y algunos otros artículos como camisetas o carteles, ¿todas esas posesiones son mejores que verlo en un concierto? Probablemente no. De hecho, si alguien te ofrece un boleto en primera fila a cambio de todos tus objetos de recuerdo, probablemente aceptes la oferta en un abrir y cerrar de ojos”.

3.-Las posesiones no contribuyen tanto en tus relaciones

Gilovish asegura que los vínculos son más profundos a medida que las personas comparten más experiencias. “Consumimos experiencias directamente con otras personas  (…) Y después de que se fueron, son parte de las historias que nos contamos entre nosotros”.

 

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

4.- Los momentos son más memorables que cualquier posesión

El experto asegura que si bien las experiencias están diseñadas para ser fugaces, proporcionan un alto nivel de excitación y memorabilidad gracias a la anticipación. “Nuevamente volvamos al caso del concierto. Escuchaste que vendrá a la ciudad, por lo que debes marcar tu calendario no solo para la fecha del espectáculo, sino también cuando los boletos saldrán a la venta. Planificarás cuándo y cómo comprar boletos y luego asistirás al espectáculo. Ir a este concierto es una experiencia completa, no solo un momento singular”.

5.- Las experiencias te abren un mundo de posibilidades

A diferencia de las posesiones,  las experiencias te presentan nuevas perspectivas, lecciones de vida y te ayudan a desarrollar gratitud. “Por ejemplo, si vives en la ciudad de Nueva York y viajas a Virginia Occidental, puedes darte cuenta de los pros y los contras de vivir en La Gran Manzana. Aunque hay cultura, transporte público y mucho que hacer, ese viaje de fin de semana al sur te hizo apreciar la naturaleza, la tranquilidad y la belleza de las noches claras y estrelladas. Esto te ayudará a comprender las diferencias culturales e incluso, si no estás de acuerdo con estos puntos de vista, al menos te ha ayudado a ser más reflexivo, compasivo, humilde o agradecido.

6.- Acumulación de bienes igual a estrés

Invertir en bienes no está mal, pero cuando esto se traduce en nuestra razón de vivir puede ser bastante nocivo.  El especialista sostiene “¿Tienes un garaje lleno de cosas? Esa acumulación de basura que nunca usarás realmente puede dañar tu salud mental. Esto se debe a que cuando nuestras casas están llenas de basura y desorden, aumenta nuestros niveles de estrés”.

Cuéntame, una vez leído esto, ¿cuándo empiezas a reunir para viajar o vivir una experiencia diferente con tus amigos y seres queridos?

 

 

Comentarios de Facebook