6 pequeños hábitos que te harán más inteligente, confiado y productivo

Tu camino al éxito está hecho de pequeños pero valiosos hábitos. Una buena siesta, una alimentación balanceada y hacer ejercicio físico, en serio, tienen muchísima más relación con la consecución de tus objetivos profesionales que lo queremos admitir. Aquí algunos pequeños hábitos que te ayudarán a hacer más fuerte mentalmente y a confiar más en tus habilidades según Richard Branson, el multimillonario y magnate inglés:

1.- Comprométete a hacer ejercicios

No es un asunto solo físico, cuando haces ejercicios estás creando emociones y creando energía, que es tu moneda más valiosa.

“Cuando comencé mi viaje de ejercicio, mi objetivo principal era agregar músculo. Sin embargo, esa mentalidad ha evolucionado, ya que ahora me doy cuenta de que el ejercicio sirve como un sistema de defensa que ayuda con el envejecimiento y la salud mental a la vez que fortalece la capacidad de recuperación”.

A medida que envejeces el hipocampo se reduce, lo que puede conducir a problemas de memoria y mayor riesgo de demencia. Pero calma, investigadores descubrieron en este estudio que el ejercicio aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior, lo que conduce a mejoras en la memoria y la cognición.

Por tanto, integrar el ejercicio en su vida profesional ocupada es tan simple como comprometerse a caminar de 30 a 40 minutos diarios.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

2.-Aprende nuevas habilidades

Mantente alerta y no te acomodes en tu zona de confort. Trata siempre de estar en continuo aprendizaje. Aprender nuevas habilidades es un hábito de alto rendimiento porque mantiene su memoria aguda y la cognición funcionando a un alto nivel. La investigación publicada en el Journal of Psychological Sciences mostró que participar en actividades cognitivamente exigentes y novedosas mejora el funcionamiento de la memoria.

3.- Atrévete a vivir nuevas experiencias

Nuestra naturaleza humana nos hace apreciar mucho la familiaridad y la certeza. Y eso está bien, pero cuando nos volvemos adictos a esos dos aspectos garantizamos un estancamiento seguro a nuestro desarrollo profesional y personal.

Exponerse a nuevas ideas y entornos causa un efecto sobre la química del cerebro y la visión del mundo, lo que lleva a una toma de decisiones más saludable. Estimula tu creatividad; para comenzar a crear un trabajo único, busqué fuera de la burbuja de su industria y luego combine esa idea poco común con la norma de la industria.

4.- Haga que el sueño no sea negociable

Uno de los rasgos más importantes para alcanzar el éxito es la capacidad de liderar no solo a los demás sino a ti mismo. Así que exígete cumplir con tu tiempo de descanso y sueño con el mismo énfasis que exiges a otros hacer cualquier tarea que les ayude a lograr los objetivos.

El liderazgo requiere funciones cerebrales ejecutivas, tales como el razonamiento cognitivo, la planificación, la organización y la toma de decisiones que se ven muy afectadas por la falta de sueño. De hecho, los neurocientíficos han descubierto que después de permanecer despiertos durante 16 horas, disminuye su capacidad de concentración y de su función ejecutiva.

Dicho todo esto, considere el sueño como una nutrición para el cerebro y comprométase a dormir de siete a nueve horas pase lo que pase.

5.- Prioriza comer alimentos ricos en nutrientes

No es un asunto meramente físico, también mental. La nutrición afecta directamente la energía mental y a su vez tu desempeño y productividad en tu liderazgo y trabajo.

La nutrición es importante debido a la gran cantidad de micronutrientes,  minerales y vitaminas que le ofrecen a tu cerebro. Comienza a mejorar sus hábitos saludables simplemente aumentando tus porciones diarias de frutas y verduras.

6.- Lee más

La lectura es una herramienta poderosa que se extiende más allá de adquirir conocimientos y extraer una idea. Es una forma de desafiar tu mente. La lectura mantiene su cerebro mentalmente alerta, también puede aumentar tu empatía en todos los ámbitos, un rasgo muy necesario cuando se trata de un liderazgo efectivo y éxito a largo plazo.

Convertirse en un alto rendimiento y mantener ese nivel de excelencia en el largo plazo no requiere complejidad. Solo requiere un compromiso con los hábitos simples y pequeños.

 

 

 

Comentarios de Facebook