5 trucos para poner tu mente en modo ahorro

El poder de la mente es sorprendente si te detienes a considerarlo un minuto.

El científico Davis Snowdon demostró que los adultos mayores quienes mantenían una actividad mental activa e incluyeron hábitos saludables a su estilo de vida, redujeron el riesgo de padecer Alzheimer.

Por otro lado, estudios de la universidad de Kentucky en Estados Unidos, descubrieron que meditar podría traer más beneficios para la salud que tomar una siesta.

Mientras que en la universidad de Bristol, concluyeron mediante una serie de experimentos, que se puede engañar a la mente.

Por ejemplo, si sientes apetito y quieres bajar de peso usa platos más pequeños.

Te dará la sensación de que estás comiendo más para así sentirte satisfecho.

Entonces si puedes hacerlo para mantener un peso ideal, también puedes usar algunos trucos que te ayuden a ahorrar dinero.

Por la razón que quieras hacerlo, es bueno ahorrar. Pero saberlo no hace el proceso más fácil.

Necesitamos ayuda.

Aquí te dejo algunas ideas que te pueden impulsar para pasar a la acción.

Cómo poner tu mente en modo ahorro

Es muy fácil, más de lo que te estás imaginando en este momento.

No te asustes.

1. Aprovecha el poder de comprometerte

Tú y todas las personas, tienen una idea de sí misma de dos maneras diferentes.

Su yo actual y su yo del futuro.

Por lo general el segundo es perfecto: va a ahorrar dinero, cuidará su salud, se inscribirá en el gimnasio y hará todos los pendientes.

La cruda verdad es que solo hay un tú, y es el de la actualidad.

Pero sí puedes jugar con esta idea de imaginarte en las próximas semanas o años.

Piensa en el futuro y comprométete.

Si sabes que recibirás un dinero extra para un momento específico del año o una vez al mes, planea cómo y en qué lo vas a usar.

El riesgo de no hacerlo es que cuando te llegue, sin una planificación, terminarás gastándolo.

Pierde el miedo

2. Usa los momentos de transición a tu favor

Se tiene una percepción negativa de los cambios importantes en la vida.

Como una mudanza, cumplir años, tener un hijo.

Aunque la verdad es que estas etapas te permiten tomar decisiones positivas.

En psicología se le llama “El Efecto del Nuevo Comienzo”, sea al empezar un nuevo año, los días lunes, iniciar un nuevo trabajo; etc.

Tu motivación para actuar se eleva, así que toma ventaja de ello.

Marca en tu calendario, en el día después de tu cumpleaños, una meta financiera que desees conseguir.

Luego acostúmbrate a hacerlo cada vez que inicies algo.

3. Usa poco dinero y haz compras frecuentes

A tu cerebro le cuesta manejar muchas cantidades de dinero y grandes totales.

No trabaja como una calculadora.

Aunque sí se le hace fácil contar la cantidad de veces que hace una actividad, en secuencia, las visitas al mercado para comprar lo mismo, tomar taxis o salir a comer.

Si por ejemplo compras un café todos los días o tomas un taxi cada vez que se te hace tarde para ir al trabajo, a tu mente eso le hace ruido.

¡Aprovéchalo!.

Lo importante es accionar y poner un límite, dos cafés a la semana o un taxi al mes.

Se llama vivir en modo ahorro sin morir en el intento.

4. Cambia tu ambiente para hacer difícil gastar tu dinero

¿Qué pasa con ese lugar delicioso donde venden la comida que te encanta que queda al otro lado de la ciudad?.

Quizás lo visites menos veces de las que desees porque te cuesta trabajo llegar.

En cambio ese servicio que te descuentan directamente de la tarjeta de crédito y tiene delivery, no dudas en utilizarlo.

Comprométete con la causa.

¡Haz una declaración de que no lo harás!.

Desvincula tu tarjeta de pagos automáticos y que sea difícil para ti acceder a esos gastos para así evitarlos.

Aprende a confiar en lo que puedes lograr

5. Comprende que estar en modo ahorro no es fácil

Por naturaleza los seres humanos tenemos un comportamiento de compra en ciertos ambientes que propician el gasto de nuestro dinero.

Así estés muy comprometido es probable que sucumbas a la tentación de comprar.

No seas tan duro contigo mismo y ayuda a tu “yo ideal” aquél de tu futuro, a conseguir todo lo que se propone.

Paso a paso y despacio, lo harás un hábito.

Comentarios de Facebook
Categories APRENDE