5 tips para fomentar el ahorro en los niños

El dinero es un concepto que acompañará a tus hijos el resto de sus vidas y el ahorro también.

Así que será mejor que les ayudes a que se lleven bien desde el principio.

Haz que su relación sea lo más sana y natural posible, como un muy buen amigo.

Una amistad se cuida, conserva, aprecia; pero también implica inversión, conocimiento y atención.

El ahorro es una de las palabras que debería manejar tu hijo desde pequeño.

Que sea tan normal como lavarse los dientes, parte de su rutina.

Después de viejo te vuelves terco como cabra y no hay manera que ideas como esas entren en tu cabeza.

Sino inténtalo contigo, trata de cambiar un viejo hábito o convicción y cuéntame qué tal te va.

Por eso aplica con tiempo estos cinco tips que te ayudarán a fomentar la cultura de ahorro en tus pequeños.

Enseña la importancia del ahorro

1. Ahorrar algo de su mesada

Si tienes el hábito de darle dinero periódicamente a tu hijo invítalo a que aparte un porcentaje.

Incluso haz que lo haga con cualquier ingreso que reciba, puedes regalarle una alcancía o hacer unos sobres para él.

Lo convertirás en un momento para compartir y aprender.

2. Muéstrale tus facturas

Si van contigo a comprar, enséñales cuánto cuesta cada cosa y cómo pagaste por ellas.

Además de su valor y cómo debe ser usada. Por ejemplo las cosas de mayor precio deben tener un cuidado especial.

3. Que no idolatren el dinero

Los niños pueden hacerse la idea errónea de que los padres tienen dinero ilimitado.

Desde pequeños es bueno que entiendan que para conseguirlo hay que trabajar mucho por él.

Además de saber administrarlo, cuidar y ahorrar para cuando se presenten emergencias u oportunidades.

Se trata de enseñarles que, si así lo quieren, pueden tener una relación sana.

Muéstrales cómo ganarse las cosas

4. No pagarle por tareas domésticas

Las tareas del hogar no son un negocio, se trata de una responsabilidad que cada miembro de la familia tiene.

Los niños no deberían recibir dinero por ello, es mejor que aprendan a colaborar en tareas sencillas.

Para obtener ingresos deben hacer algo extra.

5. Motívalos a comparar precios

Si les das dinero invítalos a que ellos tomen la decisión de compra haciendo un uso inteligente del dinero.

Comparar un precio con otro o producto de mayor o menor calidad.

Incluso deja que se equivoquen al principio, es la mejor manera de aprender.

La siguiente vez, tomarán mejores decisiones.

Hasta podrían llegar a sorprenderte enseñándote algunas cosas que aprendieron por sí solos.

Es tu trabajo entregarles las herramientas adecuadas que usarán en la vida.

No los dejes que se ahoguen en el tan importante y revoltoso mar de las finanzas.

En el futuro un salvavidas puede costarte muy caro.

Comentarios de Facebook