5 señales de que tienes una mente mediocre y cómo cambiarla

Ser mediocre es demasiado fácil, puedes serlo y ni siquiera darte cuenta de ello.

Es como dejarse llevar por la corriente, así como lo hace el resto, sin destacar, ni sobresalir o agregar valor a lo que haces.

Mediocre quiere decir “algo o alguien que no presenta la calidad ni el valor que sea mínimamente aceptable para su entorno”.

Aquí te dejo algunas señales que indican que tienes una mente mediocre.

Además de algunos tips para cambiar.

Conoce los pensamientos mediocres

1. “Solo hago lo que sé y he hecho todo el tiempo”

Estás pegado a pensamientos y actitudes solo porque siempre lo has hecho de esa manera.

Sin preguntarte si lo que haces está bien, mal o puede hacerse mejor.

Esto vale para todos los aspectos de tu vida, desde cómo haces las cosas en tu trabajo hasta cómo tratas a tus hijos o la manera en que te alimentas.

Intenta aprender nuevas formas de hacer las cosas, puedes empezar por algo pequeño como los lunes sin carne o tener más iniciativa en tu trabajo.

Luego te lanzas por más riesgos.

Quizás cambiar de trabajo y perseguir tu verdadero sueño.

Una mente apasionada jamás será mediocre.

2. “Todo está bien de esta manera, no hay nada que cambiar”

El miedo puede servir también para cambiar tu percepción de las cosas y hacerte creer que todo está bien desde donde estás.

Pero la verdad es que hay muchos aspectos que puedes hacer para mejorar tu calidad de vida y bienestar general.

Solo debes tener el valor de preguntarte:

  1. ¿Es esto realmente lo mejor que puedo hacer?
  2. ¿Hay algo que pueda mejorar o cambiar?

Identifica esos aspectos para tomar un nuevo rumbo.

3. “Esto es una pérdida de tiempo”

Cuando algo requiere esfuerzo, dedicación y disciplina, fácilmente lo descartas y abandonas, esto es signo de una mente pobre.

Todo lo que es bueno para ti requiere de tu compromiso, no será sencillo.

Estás demasiado acostumbrado a lo cómodo y fácil.

Es hora de cambiar esa manera de pensar. Intenta con “sé que esto me ayudará aunque sea difícil”.

¿Te cuesta hacer ejercicio? le hará bien a tu cuerpo, corazón y humor, aunque sea complicado al principio.

¿Intentas aprender algo nuevo?, puede ser complicado pero conseguirás nuevas habilidades y con ellas vendrán las oportunidades.

4. “Es más fácil renunciar”

Si sientes que no tienes la inteligencia o capacidades necesarias para hacer alguna actividad, tienes una mente mediocre.

Todos tienen la posibilidad de aprender.

Tu cerebro puede adaptarse y crear nuevas conexiones cada día.

No tienes excusas, prueba con otra estrategia para lograr lo que deseas.

Si fallas, tus errores también te ayudarán a crecer y desarrollarte, deja de dudar de ti.

5. “Esto es aburrido, a nadie le gusta hacerlo”

Generalizar, suponer y pensar por otros, no es de mentalidades exitosas.

Es normal excusarte con las actitudes mediocres del resto, cuando recibes un feedback negativo de tu trabajo.

Asume tus debilidades y trata de modificarlas, no culpes al resto.

Intenta usar tus fortalezas a tu favor y sácale provecho a elle.

Cada quien tiene su habilidad especial, pero es tu trabajo encontrarla.

La mejor manera de cambiar una mente mediocre es entendiendo que la inteligencia, habilidades y talentos pueden ser desarrollados.

Con trabajo, esfuerzo, disciplina y la firme creencia de que podrás lograrlo.

No des nada por sentado, cuestiónate siempre con la siguiente pregunta ¿cómo puedo hacerlo mejor?.

Comentarios de Facebook