5 preguntas que debes hacerte antes de optar por asociarte

Asociarte es una decisión que va a producir efectos en tu negocio. Las responsabilidades compartidas son menos pesadas, tanto en tareas como en inversión de capital. Pero es bueno que te plantees algunas preguntas antes para asegurarte de que tu decisión va a generarte beneficios.

1.- ¿Los posibles socios comparten la visión del negocio?

Asegúrate de tener los valores de tu negocio bien definidos. Con quienes plantees realizar una asociación deberán conocerlos y hacerte saber que están de acuerdo. O, en todo caso, decirte en qué difiere su opinión.

También establece la estructura de la empresa y la función de cada integrante antes de cerrar un acuerdo. Es una prioridad que todos estén de acuerdo en la visión para el negocio.

2.- ¿Los posibles socios cuentan con las habilidades que necesita el negocio?

La clave es rodearte de personas con habilidades que complementen a las tuyas. Recuerda que un negocio necesita atención en distintas áreas. Lo que quieres es ampliar el potencial del personal detrás de tu marca.

La visión comercial compartida es un pilar fundamental. Sin embargo, no es lo único que te garantiza una buena asociación. Más allá de los vínculos de amistad que pueden darte un ambiente de trabajo agradable, enfócate en buscar socios con quienes puedas ser influido para crecer.

Más de Jürgen Klarić ↓

 

3.- ¿Las habilidades del socio sólo las necesito a corto plazo?

Distingue entre las responsabilidades de un socio y las de un consultor. Puede que lo que necesites sea alguien que se encargue de hacer un trabajo inmediato. Quizás más adelante no se presente la necesidad de nuevo.

Entonces, no necesitas a alguien dentro de tu equipo de trabajo de forma permanente, sino una subcontratación externa. Puede ser un empleado freelance.

4.- ¿Lo que necesito es financiación?

Las necesidades económicas no se resuelven exclusivamente con una asociación. Ya sea que lo que quieras sea iniciar tu negocio o hacerlo crecer, considera las posibles fuentes de ingresos.

¿Qué tal buscar inversores o un préstamo? No digo que estas opciones sean mejor que tener un socio. Depende mucho del perfil y las necesidades exactas de tu negocio.

5.- ¿Los ingresos del negocio me permitirán mantener a un socio?

Evalúa en qué posición se encuentra tu negocio. Si apenas está despegando, considera si los ingresos pueden ser distribuidos sin que tú quedes sin ganancias, o con lo mínimo.

Una buena señal para saber que puedes contar con alguien más a la cabeza del negocio es tener ya cierta holgura económica. Esto sucede cuando todos los gastos puedan ser cubiertos con las ventas y quede aún un excedente.

Comentarios de Facebook