5 poderosas razones para invertir en cursos y entrenamientos

Me da cierta pena, y hasta un poco de gracia, escuchar comentarios tipo “No haré tal curso, porque es demasiado caro”. Porque yo puedo entender que alguien de momento no tenga para invertir cierta cantidad de dinero, pero no que un emprendedor vea su educación como un gasto. Es sencillo: “Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia”, Derek C. Bok.

Inscribirse en cursos, talleres y entrenamientos no solo es una buena opción, es vital si deseas mantenerte de pie en el ruedo. Aquí te doy cinco razones que lo confirman:

1. Conocimiento dinámico

El decir que estamos en la sociedad del conocimiento no es solo un cliché, es la absoluta verdad. Unos años atrás decíamos que el contenido de un libro o de un curso podría tener una vigencia de más de 10 años o más, hoy no. Por tanto, estar actualizado y estudiando todo el tiempo es la única forma de no perderle el ritmo al mercado.

2. Relaciones que brindan aprendizajes

Asistir a un curso, taller o entrenamiento, es una experiencia de aprendizaje total. No solo por el contenido que adquieres como tal del facilitador o del programa en sí, también por todo lo que aprendes al estar en contacto con otros profesionales y emprendedores. Intercambiar perspectivas sobre un tema en específico es valiosísimo.

3. El retorno de la inversión es incalculable

No solo se trata de una retribución económica (la cual es más alta para profesionales que se mantienen actualizados), también emocional. Investigaciones sostienen que aquellos que ven al estudio como un camino profesional y no como algo eventual, experimentan estos beneficios:

  •  Hay una relación proporcional entre el grado de disfrute de una persona hacia su trabajo y su formación académica. Las personas con mayor nivel de formación suelen estar más satisfechas con el trabajo que realizan.
  • Una persona con mayor educación puede tomar decisiones más acertadas en su salud y estilo de vida.
  • Quienes estudian continuamente  se convierten en personas más pacientes y orientadas a objetivos.

4. La ayuda de un experto

Otro de los beneficios más significativos de participar en talleres y entrenamientos es que más allá del contenido teórico, hay la posibilidad de que junto a un experto puedas aplicar de forma práctica dichos saberes a tu empresa o emprendimiento. Es decir, tienes la oportunidad de que alguien te guíe en cómo aplicar esa información en tu proyecto profesional.

5.  Te ayuda a enfrentar la vida

Además de ofrecerte herramientas para el mundo laboral, estudiar te proporciona recursos para la vida en general. Cuando aprendes nuevos temas diferentes fortaleces tu deseo de superarte y establecerte metas aún más altas. Asimismo, aumentas tu confianza para resolver dificultades diarias.

Así que tu excusa es el dinero, créeme que cuando te digo que invertir en tu educación siempre será la mejor inversión. Entonces, ¿todavía te sigue pareciendo caro ese curso?

 

Tu amigo y mentor,

Jürgen Klarić.

 

 

 

 

Comentarios de Facebook