5 formas de incentivar a tus empleados con salario emocional

Seis de cada 10 empleados afirman que cobrarían menos si fueran felices en su trabajo. Tremenda revelación, pero qué significa realmente. ¿Quiere decir que el dinero no importa? No, quiere decir que además de la retribución monetaria, si quieres conservar a tus empleados el salario emocional debe ser una inversión impostergable.

Ahora bien, ¿a qué me refiero con el salario emocional?

A todas las políticas, beneficios e incentivos que reciben tus empleados más allá del dinero. El objetivo de este salario es satisfacer necesidades personales, familiares y mejorar la calidad de vida en general.

Aquí te cuento 5 formas de empezar a retribuir emocionalmente a tu equipo de trabajo:

Horarios flexibles

Distintos sondeos lo confirman: uno de los puntos que más valoran los empleados es el de horarios flexibles que le permitan, de alguna forma, compaginar su vida personal y profesional. Además ayudará con la productividad de tu equipo significativa, pues a más horas de trabajo, menos productividad.

Beneficios por maternidad o paternidad

Uno de los grandes miedos, sobre todo de las mujeres profesionales, es tener que sacrificar su carrera en caso de tener hijos. Incluso encuestas señalan que un grueso porcentaje de mujeres admitió tener miedo de anunciar a sus empleadores un posible embarazo. Una buena forma de incentivar a tus empleados sería brindarles licencias de maternidad y paternidad, así como distintos programas que le faciliten la crianza de sus hijos.

Promoción de actividades físicas

Hacer ejercicio físico incide directamente en el bienestar de las personas y una plantilla feliz es una plantilla productiva. Un buen incentivo puede ser ofrecer a tus empleados un descuento en un gimnasio o brindarle programas de clases de baile, yoga o pilates.

Mascotas en la oficina

Cada vez hay más empresas que adoptan esta práctica y genera muy buenos resultados. Para los amantes de los animales es muy importante compartir tiempo con su mascota y, además, quitarse la preocupación de no tener que dejar tantas horas sola a su compañerito de cuatro patas.

Formación continua

Otro incentivo por excelencia es brindar cursos, capacitaciones y hasta financiamiento para estudios que ayuden a tu personal a seguir creciendo profesionalmente. Recuerda: además de ejercer un cargo, lo atractivo de un trabajo es que te brinde oportunidad de crecimiento.

Cuéntame, ¿te animarás a invertir en un buen salario emocional para tus empleados?

Comentarios de Facebook