5 estrategias empresariales para ser más productivo

Si eres de lo que quieres hacer más pero no sabes cómo, este artículo es para ti. Necesitas estrategias.

Debes comenzar a ser más productivo para conseguir las metas que quieres.

Se dice fácil, pero seguro te preguntas: ¿qué más puedo hacer para ser más productivo?.

Afortunadamente gurús del mundo empresarial han creado técnicas con resultados estupendos para quienes las han aplicado en su entorno laboral.

Con un poco de práctica y atención puedes ejecutarlas en cualquiera de tus actividades diarias.

Aquí te dejo cinco de las más sencillas y efectivas.

Conoce estas estrategias que te harán más productivo

1. La técnica Pomodoro

Permite crear períodos de enfoque intenso y reducir “después termino”, la postergación.

Empieza escogiendo una tarea que requiera tu atención completa.

Ajusta tu temporizador por 25 minutos, trabaja única e initerrumpidamente en esa tarea, hasta que la alarma suene.

Toma un descanso de cinco minutos y repite la misma operación.

Al hacerlo por 4 intervalos seguidos, detente por treinta minutos y vuelve a intentarlo hasta que termines.

Debería ahorrarte tiempo en completar alguna actividad que sea complicada y requiera de mucho ingenio y esfuerzo de tu parte.

2. ¡Cómete esa rana!

Está técnica te servirá para completar la tarea más desafiante y desagradable primero, de todos tus pendientes.

Haz una lista de lo que necesites hacer en tu día, luego identifica tu rana o aquella tarea que se te haga más difícil.

Acaba con esa rana al iniciar tu jornada y no tendrás esa molestia.

3. Hacer que las cosas pasen

Permite unir todas tus tareas en un solo lugar sin importar si son grandes, pequeñas, personales, profesionales a largo, mediano o corto plazo.

Primeramente junta todas tus tareas y clasifícalas.

Aegúrate que llamen a la acción, que no sean ambiguas.

Después organízalas en categorías (las que prefieras); por tiempo, tipo o prioridad.

Finalmente revísalas repetidamente, cada día, semana o una vez al mes y realiza los ajustes necesarios.

Hacer es la mejor estrategia

4. El método de la acción

Organiza tu listas de pendientes, ayúdate con fechas de entrega.

Enlista tareas muy específicas que impliquen una acción concreta.

Por ejemplo: bañarte, comprar algo o escribir un correo.

Luego determina los recursos que requieres para realizar las tareas mencionadas.

Por último plasma otro conteo de acciones que son importantes llevar a cabo, pero no de manera inmediata.

Es una excelente forma de tener claro tus pendientes, recursos y otros adicionales que puedes hacer si te sobra algo de tiempo.

5. El método Seinfield

Te ayuda a practicar la consistencia para conseguir lo que deseas.

Escoge una o más metas específicas en las que desees mejorar.

En un calendario marca los días en los que hayas completado la tarea seleccionada y trata de no romper la cadena.

Es una excelente motivación marcar esa X al final del día.

La clave está en la planificación, utiliza cualquiera de estas técnicas antes de iniciar una tarea.

Facilita tu vida no porque sean mágicas o infalibles. Sino porque te dan orden, disciplina, coherencia y una visión más clara de lo que necesitas para ser más productivo.

Así lo lograrás.

Comentarios de Facebook