5 cosas que puedes aprender del fracaso

El fracaso, desde el punto de vista humano, puede ser un golpe muy duro.

Porque significa, entre otras cosas, que aquello por lo que luchaste, eso que estuvo en tu mente por mucho tiempo, al final no se materializó o simplemente dejó de existir, se acabó.

En este sentido, solemos ver el fracaso como un punto de nuestra vida al que no queremos llegar, porque nos hace vulnerables, nos expone ante lo negativo hablándonos al oído para repetirnos una y otra vez que:

No pudiste hacerlo

Pero ¿qué pasa si decidimos darle al fracaso otra dimensión?, ¿qué podría ocurrir si en lugar de arrepentirte por lo que pudo haber sido y no fue, decides dejar de hacerlo y comienzas a aprender de él?.

Resultaría que el fracaso puede enseñarnos mucho, pero solo si somos capaces de verlo desde ese ángulo.

Sé que no me crees, ya te explico un poco más mi punto de vista:

El fracaso te puede enseñar a hacer mejor las cosas

Lo importante es entenderlo así para aprovechar todos esos conocimientos que surgen luego de una derrota.

Por ejemplo: perdiste el partido por dos goles, porque la defensa se te aflojó. Ya sabes que para el próximo encuentro ante esa plantilla, será preciso un cambio de esquema.

Qué podemos aprender del fracaso

Si eres capaz de abrir tu mente, el fracaso tiene la facultad de darte las mejores lecciones de vida.

A continuación una lista corta pero muy útil de las 5 cosas más importantes que puedes aprender del fracaso.

  1. Eres un ser humano vulnerable: el fracaso sirve para mostrarte que eres un ser vulnerable, sin importar la cantidad de estudios acumulados o las empresas en las que te hayas desempeñado, en cualquier momento de tu vida los cosas pueden no salir de la mejor forma.

Tener esa certeza te hará una persona más fuerte desde todo punto de vista.

  1. El fracaso te da una segunda oportunidad: haber perdido en algún momento de tu vida, te hace saber qué hiciste mal para no volver a cometer el mismo error y determinar qué debes hacer diferente en función de obtener un resultado positivo.
  2. Cuentas con más personas de lo que una vez creíste: cuando las adversidades hacen acto de presencia en la constitución de tu empresa o en cualquier capítulo de tu vida personal, de seguro contarás con personas que te apoyan y por ende, te ayudarán a salir adelante.

El fracaso tiene esa virtud, puede regalarte un millón de razones para seguir, además, te dejará un grupo de amigos con los que contarás el resto de tu vida.

Cómo te ayudará el fracaso

  1. Te convertirás en una mejor versión de ti mismo: el fracaso te enfrenta con partes de tu personalidad que no sabías existían, alguna de ellas con las que quizás no te lleves muy bien. Entonces, y gracias a que ese momento oscuro apareció, podrás ajustar piezas para ser mejor.
  2. Es imposible llegar al éxito sin antes fracasar: las personas exitosas han coleccionado fracasos, pregúntale a cualquiera. Esta es una regla primordial del juego de la vida, no tiene nada que ver con la suerte; si fracasas, vuelves a fracasar y te pasa otra vez, en el siguiente intento, tendrás más probabilidades de ganar.

Pero por sobre todas las cosas, el fracaso hace que te veas con mejores ojos.

No se trata de observarte desde el punto de vista de la lástima:

¿por qué siempre me pasan las cosas a mí?.

Es más bien tener un cambio de actitud y afirmar:

Me ocurrió, entonces seré una mejor persona a partir de ello.

¿Todavía te da miedo fracasar?

Comentarios de Facebook