4 trucos para que tu día pase de 24 a las horas que realmente necesitas

Todos los días tienen 24 horas, pero pareciera que algunos saben multiplicarlas para lo que realmente necesitan.

Esas personas no tienen un súper poder mágico para hacer que el tiempo pase más lento.

Solo se han ocupado de tener la increíble habilidad de manejar su tiempo de manera efectiva.

¿Quieres ser uno de ellos?

Entonces toma nota de estos cuatro valiosos trucos para hacer que tu día tenga las horas que requieres.

1. Conviértete en auditor de tus horas

La mejor manera de hacer más efectivo tu tiempo es saber cómo lo usas.

Probablemente pienses que pasas solo treinta minutos de tu día revisando e-mails cuando en realidad se te van varias horas.

Una excelente opción para mantener el control de tu tiempo es usar la tecnología.

Descarga una aplicación como RescueTime, Toggl o Calendar para contabilizar lo que haces en la semana.

Al final te genera un reporte dónde sabrás tu realidad.

En base a eso podrás tomar decisiones para hacer un uso más productivo de tu tiempo.

2. Usa listas de tareas y no las abandones

Todas las metas y proyectos se componen de pequeñas tareas que tienen que ser completadas.

Entonces imagina que si abandonas una tarea, por muy insignificante que parezca, te impedirá conseguir esa gran meta que deseas.

Anota todo lo que se pueda medir para que cada uno de tus proyectos se logre.

Cuando sientas que quieras abandonar, sacúdete y piensa en lo más grande.

3. Planea tu día con anticipación

Lo que más te quita tiempo en tu día es no saber qué vas a hacer e ir decidiendo sobre la marcha.

Imagina que por cada actividad que hagas pierdes cinco minutos en decidir qué vas a hacer.

Si haces 5 ya perdiste 25 minutos solo en tomar decisiones que pudiste haber planificado con anterioridad.

No inicies tu jornada sin saber qué vas a hacer.

Puedes hacerlo el día anterior antes de salir del trabajo por ejemplo, haz tu itinerario y trata de seguirlo.

También puedes incluirlo dentro de tu rutina matutina si eres de los que tiene mejores ideas en la mañana.

4. Una tarea a la vez

Te han engañado con la información de que si haces muchas cosas al mismo tiempo eres productivo.

La verdad es que cuando haces eso eres mediocre, porque no estarás completamente enfocado en ninguna de las tareas que hagas.

Tienes que comprometerte con cada cosa que hagas.

Te parecerá extraño pero lo harás en un menor tiempo, tu trabajo será de mejor calidad y tú cerebro te lo agradecerá.

Tu cerebro no está preparado para ser “multitasking” y tú lo obligas a hacerlo.

Estás haciendo que envejezca más rápido de lo que debería.

Además de darle razones a tu jefe para que te despida por hacer mal tu trabajo.

Entonces ya no tienes excusas para hacer que tu día tenga las horas que necesitas.

Mantén el control de tu tiempo y planifica lo que harás.

Solo así lograrás tener el super poder de manejar el tiempo y lograr lo que te propongas.

Comentarios de Facebook