4 características de emprendedores muy productivos

Para nadie es secreto que convertirse y mantenerse como un emprendedores productivos no es tarea fácil.

La verdad es que es más probable que fracases en el intento antes de lograr la fórmula perfecta.

¿Cómo hacer para ir en contra de las estadísticas y conseguir el éxito?

El mejor consejo que te puedo dar es que hagas tuyas estas cuatro características.

Harán de ti un emprendedor productivo.

1. Manejo de tu mente

Enfócate en aquello que sea importante para generar mejores resultados.

Lo que separa a los ganadores de lo perdedores es su manera de pensar y hacer las cosas.

La constancia es importante.

Para hacerlo correctamente necesitas definir:

-¿Quién eres?

-¿Qué quieres alcanzar?

-¿En qué debes ser constante?

-¿Qué necesitas aprender?

-Encontrar un ejemplo a seguir

Así no permitirás que otros te digan qué hacer ni cómo hacerlo.

Podrás tener un criterio para tomar decisiones.

Una guía para mantener tu ritmo de trabajo a lo largo del tiempo.

Ser emprendedor puede ser confuso si no te preparas mentalmente para ello.

2. Cuidar el tiempo hace a los emprendedores más productivos

Trata de tener una rutina de las cosas básicas que ayuden a tu bienestar.

Enfócate en hacer más productivo tu trabajo.

Para que esas cosas esenciales, como ejercitarte, organizar tu lista de pendientes, llevar una agenda o meditar, se vuelvan automáticas para ti.

Si tienes tiempo libre sé inteligente en cómo utilizarlo, si no decides como será tu día será muy fácil perderlo.

Ayúdate con herramientas simples que tienes a la mano como Google Calendar para agendar tus citas.

Otra idea es la alarma de tu teléfono para recordarte actividades importantes.

No descartes la opción de buscar un asistente personal, siempre y cuando puedas pagarlo, liberará mucha presión sobre ti.

3.  Para ser productivo debes cuidar de ti

Atiende tu bienestar personal tan bien como lo haces con tu emprendimiento.

Establece un tiempo para tu salud y recreación.

Basa esa estrategia en estas tres premisas:

-Alimentación saludable

-Actividad física diaria

-Actitud mental realista

Entonces ir al cine, pasar tiempo con tu familia, correr cada mañana y comprar nueces y almendras.

Pueden ser algunos ejemplos de actividades que te hagan sentir y ser mejor persona.

4. Aprende a desconectarte

Para evitar el colapso mental debes saber cuándo parar.

Esto puede ser apagar tu teléfono todas las noches a una hora específica.

Tomarte un día de la semana para no hacer nada.

Cuando eres emprendedor es fácil estar en modo activo todo el tiempo, hasta cuando duermes.

Ello no te hará más productivo o creativo.

No quieres eso, todo lo contrario.

Agarra el tiempo que requieras para descomprimir tu mente y tu negocio te lo agradecerá.

Si eres constante en trabajar en tu productividad llegará un momento en que todos tus esfuerzos se verán recompensados.

Comentarios de Facebook