3 cosas que pudiste haber hecho hoy pero te dio pereza

La pereza puede acabar con tu vida si dejas que haga un desastre.

Muchos sueños no se logran o negocios no se concretan, precisamente por culpa de la pereza.

Es, sin duda, un enemigo a vencer.

Te pongo un ejemplo claro:

Recuerdas aquél cliente que te ofreció un buen contrato pero tenías que cumplirle con un trabajo tedioso.

¡Le dijiste que no! porque te daba pereza.

Tal vez esa hubiese sido la oportunidad de tu vida. A veces los sacrificios son necesarios.

Existe un punto en el que debes dar todo de ti.

Incluso cuando no tienes ganas, seguir dando todo.

Luego te tocará cosechar. Por eso decidí escribirte este post.

Aprende a ganarle a la pereza

Ya te dije que la pereza te acabará la vida.

Entonces te dejo tres ejemplos de cosas muy productivas que dejaste de hacer hoy.

1. Terminar de leer

Dejaste un libro a la mitad o un post muy interesante, porque te dio flojera seguir.

No es culpa sólo del texto, así que no te excuses calificándolo de aburrido.

El problema es el poco compromiso que tienes con tu crecimiento personal.

2. Cerrar una asignación

Esto te debe pasar muy seguido.

Por pereza no terminas tu trabajo a tiempo y todo se acumula.

Ahí te complicas la vida. Porque puedes llegar a trabajar de más o hacer las cosas muy mal.

Eso no habla muy bien de ti como persona.

3. Ser feliz

¡Ajá!

Llegué al punto que quería. Hoy dejaste de ser feliz por pereza, porque te provocó algo más.

Eso es un error.

Si no te preocupas por alcanzar todos los días el grado de felicidad que te mereces, no llegarás lejos.

Ámate, cuídate. Que no te de pereza tu bienestar.

A veces los problemas que enfrentas en tu vida, son producto de la pereza.

No dejes que te siga guiando.

Comentarios de Facebook