3 consejos inapropiados pero que te harán realmente exitoso

Los consejos inapropiados son mis favoritos, porque te ayudan a ser una personal real en lo que sea que hagas.

No todo el mundo se atreve a ser real y el mundo necesita, clama por más sinceridad.

Por eso es importante que existan personas quienes intentan marcar la diferencia.

¿En qué sentido?

En uno muy práctico, lee esto y espero que se te quede grabado en la mente:

Tú, desde el lugar en el que estás leyendo este post, puedes contribuir a cambiar el mundo, así que es importante intentarlo.

Presta atención a estos tres consejos que te ayudarán en el camino.

No son muy comunes, puede que te parezcan atrevidos, pero están basados en la realidad de la vida.

Cambia tu vida con estos consejos

1. No es necesario que vayas a la universidad para ser exitoso

Aquí quiero aclarar algo, no estoy en contra de las personas que deciden estudiar. Al contrario, el estudio puede ayudar y mucho.

Lo que sí me parece un error es que la vida de un ser, gire entorno a su formación universitaria.

Hay algo más allá de todo eso.

Conozco muchos emprendedores que no tienen un título, pero manejan a la perfección sus negocios exitosos.

Lo importante es que te preocupes por hacer lo que realmente te gusta y no por obtener un título que al final no te ayudará en nada.

Hay muchos abogados cocinando, porque esa es su pasión real.

Conócete y disfruta lo que eres para seguir adelante.

2. No todo lo puedes lograr

Esta es otra mentira muy vil.

Me refiero a que no todo en la vida se puede lograr porque no estamos preparados para ir tras caprichos.

Ya les explico mejor esta teoría:

Sueñas con hacer cine, pero no te gusta dedicar mucho tiempo a trabajar en algo específico, entonces debes ir cambiando la concepción que tienes de tu vida o de tus prioridades, para alcanzar el éxito.

Lo importante es que bases tus sueños en posibilidades reales.

Así será más sencillo el camino hacia alcanzarlos.

Esto me lleva a mencionar el tercer consejo inapropiado:

3. A veces es bueno tirar la toalla

Insistir y persistir tiene su límite.

Existen circunstancias en la vida en las que es mejor hacerte a un lado.

Se te tranca un emprendimiento y eso causa una molestia emocional en ti.

¡Pues respira, tira la toalla por un tiempo!

La idea es que esperes el momento específico para retomarlo otra vez.

Tirar la toalla en el sentido de hacer una pausa y no de abandonar, te dará la oportunidad de reordenar ideas.

Con un poco de calma, analizar lo que funciona y lo que no, puede ser aquello que necesitabas para alcanzar el éxito en eso que emprendiste.

Recuerda que la vida no se trata de quien corre el trecho más largo, sino de quien se mantiene en la carrera por más tiempo.

¡Piénsalo y luego me cuentas!

Comentarios de Facebook